Grupo Editorial Del Caribe

Para crear tu app

Grupo Editorial del Caribe
GRECA


El proceso de elaboración de una app se puede dividir en cuatro etapas fundamentales:

1. Planeación
¿Qué problema resuelve la app? ¿A qué público va dirigida? Ambas respuestas definirán sus características y contenidos. También se debe tener en cuenta que una aplicación puede aprovechar lo ofrecido por el mundo mobile, tal como interacción táctil, giroscopio, geolocalización, conexión con wearables, actualizaciones en tiempo real, entre otras funcionalidades. Definiendo esto, comprenderemos mejor sus alcances, y así, los recursos y tiempos necesarios para producirla.

2. Desarrollo
Lo primero es empezar a bocetar: los diseñadores tienen que crear una serie de elementos, seleccionarlos y colocarlos en plantillas de móviles. A continuación, se decide la ubicación de los menús, contenido, imágenes a usar, colores, tipografías e información. Se recomienda testear el diseño a fin de comprobar la eficacia de los componentes e interacciones incluidas, la facilidad de uso y el alcance de objetivos básicos de la app. Cuando el diseño está aprobado, se entrega a los desarrolladores para que lo trasladen a código. Antes de comenzar, siempre resultará crucial estudiar la viabilidad tecnológica, lo cual significa decidir la tecnología que más se adapta al proyecto, pudiendo ser:

● Tecnología nativa: crear la app con código específico para los dispositivos en los que se va a usar (iOS y Android, mayormente). Esto garantiza una máxima calidad, pero eleva el coste del desarrollo.

● Tecnología híbrida o multiplataforma: desarrollar un código común para los diferentes dispositivos existentes. Es más barato, pero presenta limitaciones y menor estabilidad.

Una vez seleccionada la tecnología se procede al trabajo de back-end (funcionalidades que tendrá la aplicación) y de front-end (interfaz de usuario). Finalmente, las pruebas en diferentes dispositivos móviles para asegurar la máxima calidad y un correcto funcionamiento del producto.

3. Publicación
Es momento de la publicación en las diferentes plataformas. Las más habituales son Google Play (Android) y AppStore (iOS). Mediante palabras clave es cómo se logra que la aplicación aparezca bien posicionada al realizar cualquier búsqueda. Para ello, existen una serie de características que forman parte del ASO (App Store Optimization) y resultan comunes para ambos sistemas (como opciones de inserción de capturas de pantalla explicativas, vídeo demo de las principales funcionalidades, textos descriptivos, entre otras), sin embargo, cada una tiene sus peculiaridades y es importante saber diferenciarlas para optimizar la publicación.

4. Comunicación
Toda aplicación publicada debe llegar a sus potenciales usuarios, de lo contrario, tanto trabajo habrá sido inútil, para eso debemos ubicar bien el público objetivo así como los objetivos de comunicación, aunque parece obvio que el primer paso sea dar a conocer la app y que empiece a ser descargada. Sin embargo, antes del lanzamiento final deben prepararse materiales necesarios como una landing page atractiva, un vídeo promocional y otros recursos (banners, flyers, etc.); también relaciones públicas con blogueros o influencers para que la conozcan. Incluso se podría hacer un pre-lanzamiento ofreciendo descargas gratuitas, lo que aportaría un feedback muy valioso al tiempo de generar presencia en internet y redes sociales.