Grupo Editorial Del Caribe

La literatura en tiempos del coronavirus

Grupo Editorial del Caribe
GRECA


El argumento de Ensayo sobre la ceguera, de José Saramago (publicado originalmente en 1995) es, a grandes rasgos, una epidemia ocurrida en algún lugar del mundo, la cual provoca una ceguera blanca (los afectados no ven oscuridad, sino una bruma blanquecina), misma que tras crear terribles estragos físicos, emocionales y sociales en la población, comienza a desaparecer sin previo aviso en los infectados. ¿En dónde hemos escuchado algo similar?

Hipotéticamente solo nos falta la última parte, la de convalecencia, para que ese libro sea uno de los tantos proféticos de la literatura adelantados a la actual crisis del COVID-19. Otro títulos como La peste, de Albert Camus; La tierra permanece, de George R. Stewart y El último hombre, de Mary Shelley.

Pero todo eso fue en el pasado. ¿Y en el presente, cuál es el futuro de la creación literaria ante la enorme repercusión del COVID-19 en todos los rubros humanos? O como propone nuestro título: ¿cómo es la literatura en tiempos del coronavirus?

Al respecto, el filósofo, sociólogo, psicoanalista y crítico cultural esloveno, Slavoj Žižek declara que “La actual expansión de la epidemia de coronavirus ha detonado las epidemias de virus ideológicos que estaban latentes en nuestras sociedades: noticias falsas, teorías conspirativas paranoicas y explosiones de racismo”. Y la mayoría de quienes consumimos (o producimos) Literatura sabemos que estos son ingredientes perfectos para la creación literaria. Al menos ya se sabe que George R.R. Martin, creador de Juego de tronos, está aprovechando la cuarentena para terminar su nueva y esperada novela Vientos de Invierno; lo dice él mismo en sus redes sociales.

Es interesante lo que apunta el escritor e investigador, Mario Crespo, acerca de los tiempos de pandemia del 2020: “Supongo que ahora mismo, bajo los dictados de las grandes editoriales, se están gestando ya los primeros relatos, crónicas y novelas sobre el coronavirus. Lo cual, qué duda cabe, representa una buena noticia para el mundo de la literatura, pues la excepcionalidad del actual escenario supone un aliciente para los lectores”.

Será interesante observar el desarrollo del mundo editorial y literario, sobre todo ahora que los libros vuelven a tener auge como producto de entretenimiento solitario en cuarentenas y aislamientos sociales. Crespo añade que las posibilidades literarias futuras podrían ser algo así “como ‘Las crónicas del coronavirus’, ‘Los últimos de Wuhan’, ‘Antología de relatos sobre el coronavirus’ o ensayos como ‘La verdad sobre el coronavirus’, ‘El coronavirus desde dentro’ o ‘Los pioneros de la cuarentena’, creándose de este modo una suerte de “literatura del coronavirus”; un subgénero que, en caso de tener éxito, fundaría una tendencia en torno a la cual girarían los premios editoriales y las adaptaciones cinematográficas; una moda literaria tan suculenta en potencia que su advenimiento podría preceder al de la vacuna contra el virus”.

En este caso, uno de los pocos relacionados a la pandemia actual, los lectores resultaríamos beneficiados.