Grupo Editorial Del Caribe

Para una mente sana: Leer

Grupo Editorial del Caribe
GRECA


La lectura es un proceso de aprendizaje de información contenida en un soporte, ya sea digital o impreso en papel, y que es transmitida a través de un código. Existen muchos beneficios en esta actividad tales como: el evitar enfermedades neurodegenerativas, mejoría de la salud mental, más posibilidad de éxito profesional futuro y mayor adhesión social.

A propósito de esto, la Sociedad Española de Neurología difundió un informe donde presenta una lista de beneficios relacionados a la lectura, en el cual se establece que leer “estimula la actividad cerebral, fortalece las conexiones neuronales y aumenta la reserva cognitiva del cerebro”, tres factores demostrados repetidamente como protectores decisivos ante muchas de las enfermedades neurodegenerativas.

Según Guillermo García Ribas, coordinador del grupo de estudio de conducta y demencias de la Sociedad Española de Neurología (SEN), “un cerebro activo no solo realiza mejor sus funciones, sino que incrementa la rapidez de la respuesta”: mientras leemos, obligamos a nuestro cerebro a ordenar ideas, a interrelacionar conceptos, a ejercitar la memoria y a imaginar, todo lo cual permite mejorar nuestra capacidad intelectual, pues estimula una gran cantidad de neuronas, fortaleciéndolo así ante posibles trastornos mentales.

Pero además, muchos estudios recientes han relacionado el nivel de lectura y escritura con un aumento de la reserva cognitiva, la cual se define como la tolerancia psíquica frente a los cambios cerebrales fisiológicos relacionados con la edad o alguna patología, sin presentar síntomas clínicos; ésta parece ser un cambio en la estructura misma del cerebro y de su forma de procesamiento de la información. “Se ha comprobado que cuanto mayor reserva cognitiva posee un individuo, mayor capacidad tiene su cerebro para compensar el daño cerebral generado por ciertas patologías. […] Debido al envejecimiento progresivo de la población, en los próximos años, el número

de afectados por demencia, principalmente alzhéimer, crecerá exponencialmente. […] Leer retarda y previene la pérdida de la memoria, por lo que permitiría retrasar la aparición de estas enfermedades y reducir el número de casos”, concluye el informe sobre salud mental y lectura de la Sociedad Española de Neurología.

Otro beneficio relacionado a leer, según el estudio de la Universidad de Oxford “La lectura por placer podría predecir el éxito profesional” (Reading for pleasure could predict professional success, 2014), sería que los lectores habituales en la adolescencia tienen más posibilidades de éxito profesional cuando son adultos. Durante más de dos décadas, los investigadores analizaron los hábitos de casi 20 mil jóvenes para conocer qué actividades predecían el éxito profesional a los 30 años: únicamente la lectura (y no otras ocupaciones como ir al cine o hacer deporte) logró tener un impacto significativo correlacionado a ello.

Por otro lado, un estudio de julio de 2011, publicado por investigadores de la Universidad de Búfalo (EEUU) en la revista Psychological Science, aseguraba que la lectura de sagas de ficción favorece el aumento del sentimiento de pertenencia a un grupo social, mejora el estado de ánimo y la satisfacción es similar a la de formar parte de grupos reales. “Leer satisface una profunda necesidad psicológica, la cual ha jugado un papel clave en la evolución”, concluían los autores.

Finalmente, la lectura de relatos de ficción puede ayudar a reducir el nivel de estrés, factor de empeoramiento de muchas dolencias neurológicas como cefaleas, epilepsias o trastornos del sueño. Además, leer un poco antes de irnos a dormir ayuda a desarrollar buenas rutinas de higiene de sueño.