Grupo Editorial Del Caribe

Juguemos: leo leo

Grupo Editorial del Caribe
GRECA


En uno de los grupos digitales en los cuales participamos surgió una variante del conocido juego oral “veo, veo” que divierte mucho a niños y niñas, solo que en esta ocasión, relacionado a la Literatura. A continuación se los explicamos por si alguien gusta jugarlo y así, aparte de entretenerse, también obtener recomendaciones de lectura, al tiempo de aprender más sobre lo cual tanto nos apasiona: el mundo de los libros.

No hay límite de participantes. La dinámica central es que uno de los jugadores será quien dirá la adivinanza y los demás quienes traten de adivinar. El acertijo puede ser el título de un libro, un autor o autora, o un personaje literario. Y las reglas son muy sencillas:

Quien pone la adivinanza comienza con el clásico estribillo del juego “veo veo”, pero adaptado de la siguiente manera: —Leo, leo. Entonces alguien contesta, como es usual: —¿Qué lees?

Aquí comienza el giro del juego. Aquel que propuso el acertijo contesta indicando a qué se refiere éste, pudiendo sus respuestas ser:
1. —Una novela que trata de… (Y especifica algún dato para ayudara los participantes a irse acercando al título de ella).

2. —Un libro sobre un autor(a) que… (Y nuevamente da un dato acerca del escritor o escritora, el cual sirva como pista, pero sin ser demasiado obvio).

3. —Leo sobre un personaje que… (De igual manera, se dice una pista contundente, pero no obvia relacionada a lo que los demás deben adivinar).

Entonces se continúa el juego con las clásicas rondas de preguntas sobre las características del libro, autor(a) o el personaje.

Añadimos tres aclaraciones finales para que el juego pueda ser divertido en lugar de complicado y, por ende, tedioso:
1. Solo escoger libros, autores y personajes muy conocidos, pues de elegir datos difíciles para adivinar puede provocar que los participantes pierdan el interés por seguir adivinando.

2. Permitir el uso de comodines para pedir pistas sobre el libro, autor(a) o personaje a adivinar. Algo así como: —Uso comodín de género literario (en caso de libro), a lo cual quien puso la adivinanza deberá decir esa información. Otro ejemplo sería: —Comodín de letra inicial (para cualquiera de las opciones). El objetivo es que el juego siga siendo divertido más allá de ser una competencia.

3. No dejar que se alargue demasiado la ronda de preguntas y ayudar a los participantes con pistas más obvias conforme avanza la partida. Recordemos que el juego es para divertirnos hablando de lo que tanto nos gusta, así como de tener nuevas recomendaciones de lectura.

Esperamos que esta idea les funcione para pasar mejor la cuarentena y recuerden acercarse siempre a los libros, pues ellos nos ayudan a crecer constantemente.