Dentro del ombligo de la luna

Grupo Editorial del Caribe

La gran cita para aumentar la realidad del arte en torno a nuestro país está próxima. Del 22 de mayo al 2 de junio de este mismo año, la ciudad de México será sede del primer Simposio Internacional de Artistas Plásticos En el Ombligo de la Luna, el cual producirá la primera colección de obras contemporáneas inspiradas en el imaginario mexicano. 60 creadores: 30 extranjeros y 30 nacionales se reunirán en este significativo evento.


El encargado de realizar el cartel promocional de este importante evento fue el Grupo Editorial del Caribe (GRECA)®, para el cual conceptualizó, diseñó y, finalmente, concibió todo un espectáculo visual integrado a él. Lo que en el primer vistazo es un afiche cargado de simbolismos y excelente realización gráfica, explota en una infinidad de posibilidades al saber que posee, dentro de sí mismo, la presencia de la Realidad Aumentada (RA).


Cuando el espectador abre la app de GRECA y (en el apartado del simposio), enfoca con su dispositivo hacia el cartel impreso, emerge la RA, convirtiendo a los contenidos gráficos en una experiencia multimedia, llenándolos de sonidos, formas, movimiento y vida. Tal como sucede con nuestro mundo ante la presencia del arte. Lo que en apariencia sugiere sólo un póster, en realidad es muchísimo más…


Descubriremos a Coatlicue y sus simbólicos nombres que convergen en una mariposa de obsidiana, en la fertilidad de la Madre Tierra, en el abrazo milenario cobijándonos. También al origen del nombre En el Ombligo de la Luna, recogido por la tradición de una nación orgullosa de sus raíces, observadora constante del cielo, de quien aprende y venera… Del ciclo anual de lunas, de su centro vital exacto.


A través de estas voces e imágenes virtuales que se entrelazan mágicamente, conoceremos el largo recorrido de un pueblo en busca de su asentamiento final en medio del imponente Valle de Anáhuac, la llegada ante las aguas infinitas del lago y el momento en el que Tierra, Muerte y Sol se enfrentaron para asegurar la permanencia de los aztecas en este mundo. Coatlicue, Coyolxauhqui y Huitzilopochtli unidos por una danza fantástica durante el instante legendario de un eclipse lunar.


Finalmente, sabremos el origen exacto de nuestro nombre como nación, nuestra designación cual pueblo alegórico unido por el orgullo de saberse mexicano, a través de una repetición cósmica divina que conlleva la mitad exacta del ciclo anual de la luna aquí, en la Tierra. Si lo pensamos un poco, los tres dioses fundidos nuevamente.


Todo esto, no sólo representa sumergirnos en nuestras más profundas raíces, sino explorarlas desde las más altas ramas de la innovación y los tiempos modernos, a través de la savia de una Realidad Aumentada por la tecnología al servicio del arte, uno de los valores más sublimes del ser humano.


De esta manera aparentemente sencilla (apuntar nuestro dispositivo hacia el cartel), pasado, presente y futuro se fundirán en una sola idea justo En el Ombligo de la Luna. Una idea que aumentará nuestra realidad de una manera insospechada al momento de presenciarla.